martes, 22 de noviembre de 2011

Bioética: Comunicado de la Conferencia Episcopal sobre la "píldora del día depués"

Antención familias: esta pastilla anticonceptiva realmente induce al aborto



Estimados lectores en esta entrada presento  el comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana ante la promoción y uso de la llamada pastilla o píldora "del día después", yo como mujer y cristiana-católica creo fundamental la defensa del derecho a la vida (que incluye a los fetos). Como periodista, yo considero que mi deber en el área de la salud siempre será difundir información que permita a quienes siguen estos trabajos tomar conciciencia del cuidado de su salud y difundir los nuevos alcances de la ciencia médica en esta área. Pero, cuando estos logros representan una clara violación al derecho a la vida y atentan contra la dignidad humana, creo mi responsabilidad ética y cristiana dar el alerta reflexivo sobre estos "avances de la ciencia" y recordar que la bioética promueve los principios para la correcta conducta humana respecto a la vida, (humana, animal y vegetal), así como del ambiente en el que pueden darse condiciones aceptables para la vida.
Por lo anterior, reproduzco este comunicado pues considero importante que todas las personas y en espacial las mujeres podamos comprender que esta llamada pastilla presentada como un método de anticoncepción llamado "de emergencia" y presentada como algo inocuo para ser usado después de tener relaciones sexuales, es en realidad un fuerte fármaco que evita que el óvulo ya fecundado por un espermatozoide, migre al útero para implantarse y desarrollarse, lo que constituye claramente en un método abortivo.

Amiga en tus manos está la decisión de seguir dando vida o acabar con la vida que se empieza a formar en tu vientre. Yo te presento este comunicado, así como información médica relacionada con este tema. Mi misión es informar y alertar, para que no sea una publicidad (que sólo tiene por objeto vender un producto, sin mostrar las implicaciones reales del mismo), la que decida por ti.  
Tal vez, tú te digas: "yo ejerzo el libre albedrío que nos da Dios y hago lo que quiero con mi cuerpo", y ciertamente todos tenemos libertad de acción en nuestra vida; pero yo te recuerdo que el libre albedrío es nuestro poder como seres humanos y como tal, debemos ejercer este poder con ¡CONCIENCIA, RESPONSABILIDAD Y RESPETO POR LA VIDA!
Te invito a seguir leyendo, a que tú te informes y no te dejes llevar por lo que dice una publicidad (que sólo muestra una cara de la moneda), y entiendas la importancia de este tema y no tomes una decisión de la que luego tú te arrepientas.
Gracias anticipadas, por la atención prestada.

Alejandrina Uribe-Betancourt (periodista y editora de este blog)
@AlejandrinaUB
e-mail: vivirconarmoniaysalud@gmail.com


COMISIÓN DE FAMILIA E INFANCIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA SOBRE CUÑA TELEVISIVA SOBRE ¨LA PILDORA ANTICONCEPTIVA DEL DIA DESPUÉS¨


  1. Queremos señalar que durante varias semanas en un canal televisivo de esta capital y en ocasiones a través de la radio se ha difundido la promoción de la ¨Píldora anticonceptiva del día después¨. Esta propaganda incita al aborto y valiéndose de la belleza femenina y de la compasión que puede generar un embarazo no deseado, incita además a usar la sexualidad sin ningún compromiso en relación a sus consecuencias.

  1. En mi responsabilidad de Arzobispo de Caracas, en unión con mis Obispos Auxiliares quiero manifestar mi absoluto rechazo a ese tipo de propaganda comercial, y animo a las familias, asociaciones que trabajan a favor de las familias, a los colegios católicos, movimientos de apostolado que manifiesten expresamente su disgusto ante:
*      El desprecio a la vida humana no nacida;
*      Al uso inmoral y caprichoso de las relaciones sexuales;
*      El uso de una mujer para promocionar conductas inmorales;
*      La permisividad que supone la venta de un fármaco de esta naturaleza, accesible a nuestros jóvenes adolescentes en un período de formación en la vida.

3. Forma parte de nuestro compromiso de fe en Jesucristo para construir el Reino de Dios elevar nuestra voz, de todas las maneras posibles y siempre en el marco de la ley,  cuando sean atropellados los más derechos de la persona humana en relación a la vida, a la familia y a la educación.

4. Hacemos nuestro el comunicado de la Comisión de Familia de la Conferencia Episcopal Venezolana y sugerimos que se difunda, mejor si se lee, en todas las Parroquias, Vicarías, Colegios y movimientos de apostolado de la Arquidiócesis de Caracas.

Excmo. Jorge Cardenal Urosa Savino
Arzobispo de Caracas


Información relacionada
¿QUÉ ES LA PILDORA DEL DÍA DESPUÉS?

Es un método de anticoncepción llamado "de emergencia" usado después de tener relaciones sexuales, el cual como uno de sus métodos de acción, mediante fármacos basados en hormonas, evita que el óvulo ya fecundado por un espermatozoide, migre al útero para implantarse y desarrollarse, constituyéndose así claramente en un método abortivo.

La píldora es potencialmente abortiva (impide la anidación del zigoto en as paredes del útero) es bueno recordar que la solución a los embarazos no deseados no es la distribución gratuita de anticonceptivos. La experiencia ha mostrado que dichas políticas sólo incrementan el número de embarazos no deseados y la práctica de abortos (la píldora de hecho ya produce muchos abortos que no son registrados oficialmente), al favorecer la promicuidad y la iniciación cada vez más temprana de la vida sexual de nuestros jóvenes sumada al fenómeno psicológico por el cual el joven que se siente "seguro" se expone aún más a las situaciones de riesgo.
La verdadera solución está en una educación basada en el respeto, el aumento de la edad en el inicio de las relaciones sexuales "saber esperar" y una educación fuerte en valores como la castidad y la templanza.


A continuación un vídeo sobre cómo  funciona esta llamada "píldora del día después" (en español)





Otro video con más información sobre esta píldora del día después
(en español) 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada